OREMOS JUNTOS CON FE!

Imagen“Buenas noches Sra Natividad esta es la foto de mi hermana su nombre es Briceida Eloina Urbina Diaz tiene 42 años y le acaban de diagnosticar cancer pulmonar,le estoy inmensamente agradecida por todas las oraciones mil gracias Migdalia desde Venezuela”

CADA DIA QUE DIOS NOS DEJA VER EL AMANECER ES UN TESTIMONIO DE SU AMOR,TE PIDO PADRE MIO LE SIGAS DANDO AMANECERES A ESTA HIJA TUYA QUE NECESITA DE TUS BENDICIONES Y RADIACIONES DE SALUD!

 

10 comentarios

  1. Buenos dias a todos,mi nombre es AWO IworiBofun,olodumare me ha dado la gracia y el ashe de poder ayudar a personas enfermas,aunque esten en fase terminal,no importa,varias personas han visto renacer su vida en mi templo,gracias a este sitio por existir,creo que puedo ayudar a esta persona con su hermana enferma,nuestro trabajo es con amor y el unico interes que nos mueve es que las personas encuentren la solucion a su problema.

  2. Mis oraciones con Briceida para que pueda superar esta enfermedad y Dios y sus angeles le otorguen la fuerza necesaria para estar siempre con la mente positiva y salga adelante!

    Bendiciones para ella y su familia…cuídenla mucho, amen

  3. Padre nuestro, que estás en los cielos, al igual Que el sol ilumina la tierra y le da color y vida, él Nos recuerda tu amor.
    Porque es en ti en quien vivimos, nos movemos y existimos.
    De la misma manera que has estado entre nosotros muchas veces.
    A la hora de la dificultad, como en el pasado, continúa bendiciéndonos ahora con tu ayuda.
    Mira, Señor, con bondad lo que se está haciendo en provecho mío.
    Guía con sabiduría al médico y a todos los que cuidan de mis necesidades.
    Préstales tu fuerza curativa, para que me sea devuelta la salud y la fortaleza.
    Gracias por tu generoso y solícito cuidado. Gracias por escuchar mi plegaria y atenderla.
    Por Cristo Nuestro Señor.
    Amén.

  4. oraciones-enfermos-de-cancer

    Oraciones por los enfermos.
    Dios eterno y padre de gloria en este momento elevo esta oración por los enfermos de cáncer, tu sabes oh Dios cuan cruel es esta enfermedad pero tu eres un Dios de poder, no hay nada que tu no pueda resolver o curar, en esta hora pongo en tus manos este hijo tuyo, por que a tu imagen fue creado, lo pongo en tus manos para que conforme a tu misericordia y tu poder tu rompas las cadenas del cáncer y lo liberte, en el nombre de Jesús amen.

  5. AL SIEVO DE DIOS
    DR. JOSE GREGORIO HERNANDEZ
    OH SEÑOR DIOS MIO QUE TODO LO PUEDES
    Y QUE HABEIS ACOGIDO EN TU SENO A VUESTRO AMADO SIERVO JOSE GREGORIO,
    QUE POR VUESTRA GRAN MISERICORDIA LE DISTE EL PODER DE CURAR ENFERMOS EN
    ESTE MUNDO, DADLE SEÑOR LA GRACIA DE CURARME , COMO MEDICO ESPIRITUAL, MI
    ALMA Y MI CUERPO SI HA DE SER PARA TU GLORIA. TE PIDO ESTO SEÑOR DIOS MIO
    EN NOMBRE DE TU AMADO HIJO QUIEN ENSEÑO A ORAR DICIENDO: PADRE NUESTRO…

  6. Oración de sanación con la Sangre de Cristo

    Amadísimo Jesús, con la intercesión de tu Madre Santísima, yo te adoro, te amo y te glorifico por esa crisis emocional que sufriste en el Huerto de Getsemaní, al tener miedo y angustia por la hematohidrosis que padecías cuando se te dilataron los vasos capilares, se te enrojecieron tus poros y te sobrevino debilidad en todo tu cuerpo. Yo te pido, Señor, que sanes mis enfermedades y las de mi familia, especialmente migraña, úlcera estomacal y la hinchazón de mis rodillas. Gracias Jesús por escucharme.

    Salvador mío, en unión de tu Espíritu Santo y con la intercesión de ángeles y arcángeles, te admiro por soportar los numerosos ultrajes y las humillaciones cuando te tapaban la cara, te golpeaban y te daban bofetadas; por ese dolor que sufriste te ruego que sanes mi sinusitis, la hernia y la amibiasis de mi cuerpo. Te doy gracias mi adorado Redentor por todo lo bueno que me haces.

    Padre Celestial, en nombre de Jesucristo, por el sudor de su Sangre y por esa flagelación a que le llevaron, por la desnudez sufrida en El Empedrado, por las heridas y hematomas que le causaron en su santa cabeza y en su bendito rostro, y la intercesión de la Virgen María y de los santos, clamo a Ti, Padre querido, por la curación de mi garganta, hidropesía, avitaminosis y paludismo que me invaden y me debilitan. Agradezco tu benevolencia al escucharme y atender mi súplica.

    Majestuoso Jesús, por tu poderosísima Sangre, por esos charcos de Sangre que quedaron en el piso luego de la flagelación, cuando te tenían atado a la columna, y la intercesión de San José y la Virgen María, en tu nombre y por tus santas llagas, te ruego me sanes de amigdalitis crónica, pleuresía y enfermedades hepáticas que me atormentan. Cúrame Señor como lo hacías en tu vida pública. Jesús tengo fe y creo en Ti.

    Por tu Señorío, Jesucristo, por esa Sangre y Agua derramada en la Cruz para pagar el rescate por nuestra salvación, con la intercesión de los santos, de la Madre Teresa de Calcuta, de la Madre María de San José y del Siervo de Dios José Gregorio Hernández, te hablo como amigo y ante Ti acudo para que me cures, Señor, mi inclinación a la drogadicción, la enfermedad de VIH (Sida) y la anemia que me destruyen. Jesús yo confío en Ti y espero en Ti. Gracias por atenderme Señor.

    Amado Jesús: por tu sacrificio en el camino con tu cruz hacia El Calvario y con la intercesión de la Santísima Virgen María y de quien tanto te cuidó San José de Nazaret, te imploro curar las causas de pre-infartos, parálisis y tiroides. Sé Señor que ello ocurrirá porque creo en Ti con todo mi corazón y Tú me amas y me deseas saludable. Gracias Jesús por amarme.

    Padre Celestial, en nombre de tu amadísimo Hijo Jesús, por la herida de su costado, por la coronación de espinas y por toda su Pasión dolorosa, con intercesión de la Virgen María y de los santos, te presento, Padre querido, el Cáncer y los tumores que estoy padeciendo para que hagas en mí tu santa voluntad. Tú me dijiste Padre que aún cuando mi madre me abandonase, Tú jamás te olvidarás de mí. En Ti espero con mi mayor amor.

    Redentor mío, te adoro, te amo y te bendigo en tu santo nombre, por los méritos de tu divina infancia y con la intercesión de la Santísima Virgen María y de los arcángeles San Gabriel, San Rafael y San Miguel para implorarte la curación de Osteoporosis y Helmintiasis de manera definitiva. Sé amadísimo Jesús que para Ti no hay imposibles porque todo lo puedes, Señor. Te doy gracias y creo en Ti porque eres mi amigo y Salvador.

    Jesús, Salvador del mundo por voluntad del Padre Celestial, por tu preciosísima Sangre, por la llaga de tu hombro y con la intercesión que le pedí a la Madre bella María y a San José, compadécete y sana Tuberculosis, tiroides y lepra, como lo hacías Señor en tu diario caminar. Te alabo y te Glorifico.

    Padre Celestial, en el nombre de Jesús, por su poderosa Sangre y la herida de su costado, con la intercesión de los ángeles y los santos, te pido Señor que envíes tu Espíritu Santo para que entable la batalla espiritual contra todo espíritu de pobreza, muertes prematuras, desempleo, discriminación, injusticia social, hambre, sometimiento sexual y abortos. Ven Espíritu Santo a purificar con tus bendiciones el ambiente donde nos desenvolvemos. Tú eres vencedor Espíritu divino. ¡Aleluya!

    Amadísimo Jesús, en tu nombre con la fortaleza de tu Sangre bendita, tu desnudez en la Cruz y porque llegaste a ser llaga viva integral y sangrante en exagerada tortura, con la intercesión de María la Virgen, los ángeles, los santos y las benditas ánimas del Purgatorio, te suplico, Señor, la sanación de las enfermedades que afectan mis sentidos, así como las demás enfermedades mentales y espirituales que me atacan. Jesús, siento en mi corazón una inmensa alegría y un gozo por haberme escuchado y procedido a darme tu amor y tu paz para tu mayor satisfacción. Te alabo, te bendigo, te glorifico y te doy gracias para tu mayor honor y gloria. Amén.

    (Rezar: Credo, Padrenuestro, diez Avemarías y Gloria).

    Antes de su ida al Padre
    Jesús instituyó la Eucaristía como
    Sacramento de amor.
    Tomó una copa, dio gracias,
    se la entregó y todos bebieron de ella.
    Y les dijo:
    “Esto es mi Sangre, Sangre de
    la Alianza, Sangre que será
    derramada por una
    muchedumbre”. Sepan que no
    volveré a beber del jugo de
    la uva hasta el día en que beba
    vino nuevo en el Reino de Dios”.
    (Marcos 14, 23- 25)

  7. Ven Espíritu Santo ¡ven a iluminar nuestros corazones!, danos un rayo de luz para iluminar todo nuestro interior. Bendito sea el Señor ¡Santo eres Señor! ¡Gloria, gloria a tu Nombre!

    ( + Nos santiguamos) En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

    Invoco a todos los Ángeles y a los Santos. Me dirijo a ti bendita Virgen María Madre Santísima, Reina de toda la Creación: te pido tu bendición, tu protección y tu intercesión. Invoco la protección y ayuda de San Miguel Arcángel, líder de los ejércitos celestiales; de todos los Arcángeles y Ángeles. Me uno a la alabanza, adoración y gloria dada a nuestro Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo.

    Invoco en el Nombre de Jesús la bendición, protección y ayuda de todos los Patriarcas; los discípulos de Jesús, los Confesores, las vírgenes y los mártires; los Apóstoles, y de todos los Santos que han existido y que existen.

    En el Nombre de Jesús entro en comunión con la Santa Iglesia de Cristo aquí presente, y la Santa Iglesia de Cristo Universal. Ratifico mi fe en el Santo Nombre de Jesús y en su Preciosa Sangre. En el Nombre de Jesús renuncio al pecado, renuncio a Satanás y sus trabajos de maldad; me entrego totalmente a Jesucristo para la gloria de Dios.

    Dios Padre Creador de los Cielos y de la Tierra, de todo lo visible y lo invisible ¡Padre amadísimo!, en unión con la Virgen María, los Ángeles y los Santos, te hablo humildemente en el Nombre de Jesús. Te exalto y te magnifico por tu Grandeza inigualable, te alabo por todas tus perfecciones y atributos; te adoro y te doy gracias por el regalo de mi vida y por permitirme estar en tu Santa Presencia.

    ¡Padre amado! tu conoces mi intención, sabes que somos oprimidos por aquellos espíritus rebeldes que nos incitan al pecado y que nos hacen estar lejos de ti. Señor yo he pecado por mi propio deseo y te confieso mi culpa, por favor borra las huellas de mi pecado y acepta mi Oración en el Nombre glorioso de Jesús.

    Señor Dios Todopoderoso: en el Nombre de Jesús te pido mi liberación y la liberación de todos los que sienten la influencia del Maligno en sus vidas, en el Santo Nombre de Jesús ¡cúbreme con tu Preciosa Sangre!, y libera a todos estos que están aquí.

    Señor Dios, Supremo Rey del Universo, Padre de todos los espíritus, te alabo y te doy gracias por haberme enseñado la grandeza del Santo Nombre de Jesús. Me arrodillo en unión de toda rodilla en el Cielo y en la Tierra y debajo de la Tierra, y confieso con toda lengua que Jesús es el Señor, para la Gloria de Dios Omnipotente.

    Padre amado, te exalto y te alabo por tu generosidad, te exalto con la raza humana por aceptar el Sacrificio de tu amadísimo Hijo nuestro Señor Jesucristo, en reparación de todos nuestros pecados; por permitir que la Preciosa Sangre de Cristo lave nuestras almas y nos purifique de nuevo en tu Santa Imagen ¡Bendito seas Dios Padre Misericordioso! que nos has enviado a tu Hijo para que a través de su Preciosa Sangre podamos ser salvados del pecado y liberados de nuestro Enemigo el Demonio.

    ¡Padre amado! con el Poder del Santo Nombre de Jesús y de su Preciosa Sangre, libérame Señor de todo espíritu maligno que tenga influencia sobre mi ¡desátame Señor de las cadenas que me unen a la maldad!, y libera a todos estos hombres y mujeres que están aquí escuchando. Dios Padre Todopoderoso, en el Nombre de Jesús te pido que ganes esta batalla; tengo fe en tu Poder, alabo tu Majestad ¡exalto tu autoridad sobre el Enemigo!, confío totalmente en que tu estás haciendo este trabajo para mi salvación y la salvación de aquellos por quienes estoy rezando.

    Libera Señor, suspende para siempre la opresión del Enemigo ¡establece tu dominio! ¡Ahuyenta con tu Preciosa Sangre a todos tus Enemigos! ¡Revela tu Gloria Cristo!, tu has vencido al Demonio en la Cruz ¡saca al Enemigo fuera de nuestras vidas para tu honor y para tu Gloria en el Santo Nombre de Jesús! ¡Cúbrenos con tu Preciosa Sangre y libera este pueblo que está escuchando esta Oración!

    Señor Jesús, me arrepiento de todos los pecados que he cometido a lo largo de mi vida, y te pido, Señor ¡perdón!; pasa por toda mi vida desde el momento de mi concepción; pasa por la vida de todos estos: sánales del amor que pudo haberles faltado ¡llénalos de tu amor! bendice a sus padres antes de su nacimiento, borra cualquier lujuria que haya habido en ellos ¡purifícalos con tu Preciosa Sangre ho Dios Omnipotente que lo puedes todo!, bendice mi vida y bendice la vida de ellos desde sus comienzos ¡bendice mi niñez y bendice su niñez!, bendice nuestra juventud.

    A lo largo de nuestra vida hazte presente con autoridad para liberarnos de cualquier influencia diabólica que haya perturbado o que aún esté presente en nuestras vidas ¡limpia nuestras almas para que queden limpias y blancas como la nieve!

    Señor Jesús: libérame de cualquier resentimiento que lleve en mi corazón y libera a éstos que están aquí, de cualquier resentimiento contra cualquier persona; contra su familia, con cualquier persona que haya conocido a lo largo de su vida.

    ¡Libéralos en el Santo Nombre de Jesús y cúbrelos con tu Preciosa Sangre!

    Sáname Señor y sánalos a ellos de cualquier resentimiento que lleven en contra tuya por habernos sentido ofendidos con nuestro destino, el cual es tu Santa Voluntad. En tu Santo Nombre cúbrenos con tu Preciosa Sangre ¡Señor Jesús, vengo humildemente ante tu Cuerpo Crucificado y ante esta Hostia Consagrada!, ahí en esa Cruz donde tu recibiste todas las consecuencias de nuestro pecado, nuestras enfermedades, nuestras debilidades y la muerte.

    Señor Jesús en tu Santo Nombre humildemente imploro tu Misericordia, y te pido por los méritos de tu Pasión, agonía y muerte; por los méritos de las penas del Inmaculado Corazón de María, que sanes, que me sanes y no tengas en cuenta nuestros pecados, sino la fe de tu Iglesia.

    Señor Jesús, tu eres el mismo ayer, hoy y siempre; en tu Santo Nombre glorioso te pido que pases tu mano santa, sanando sus dolencias y ungiéndolos con tu Espíritu. Tu conoces sus problemas, sáname Señor y sana a todos estos que están escuchando mi Oración.

    Señor Jesús, tu eres el Dios que nos sana: hoy me despojo de mis enfermedades y los despojo de sus enfermedades en tu Santo Nombre y te (las) entrego a ti en tu Santo Nombre para que dispongas de acuerdo a tu Misericordia.

    No sea mi voluntad sino la tuya; has tu trabajo Señor para la Gloria del Santo Nombre de Jesús ¡sáname Señor Jesús por el Poder de tu Nombre! ¡Sánanos Señor Jesús por los méritos de tus Santas Heridas! ¡Sánanos Señor por los méritos de tu Preciosa Sangre! ¡Derrama sobre este pueblo el Poder de tu Sangre!

    Señor yo no soy digno que entres a mi, pero una palabra tuya bastará para sanar mi alma. Pongo toda mi confianza en ti porque tú tienes el Poder de sanarme, porque eres nuestro Dios Misericordioso con caridad inigualable, porque me amas y has traído tu salvación a mi casa. Gracias Señor por tu Santo Nombre.

    Señor Jesús, lávame con el hisopo y quedaré limpio. ¡Virgen María por tu intercesión gracias! Padre, Hijo y Espíritu Santo. Rocíame Señor con el hisopo y quedaré limpio, lávame y quedaré mas blanco que la nieve.

    ASPERSION DE AGUA BENDITA O EXORCISADA

    Que esta agua bendita Señor purifique a tu pueblo, santifique a tu pueblo, libere a tu pueblo.

    “Misericordia Dios mío por tu bondad, por tu inmensa compasión borra mi culpa, lava del todo mi delito y limpia mi pecado, pues yo reconozco mi culpa, tengo siempre presente mi pecado, contra ti, contra ti solo pequé, cometí la maldad que aborreces. En la sentencia tendrás razón, en el juicio brillará tu rectitud, mira que en la culpa nací, pecador me concibió mi madre.

    Te gusta un corazón sincero, y en mi interior me inculcas sabiduría; rocíame con el hisopo y quedaré limpio, lávame y quedaré mas blanco que la nieve. Por tu inmensa compasión borra mi culpa, lava mi delito, limpia mi pecado, yo reconozco mi culpa, tengo siempre presente mi pecado. Contra ti, contra ti solo pequé, cometí la maldad que aborreces. En la sentencia tendrás razón, en el juicio brillará tu rectitud, mira que en la culpa nací, pecador me concibió mi madre.

    Los sacrificios no te satisfacen, si te ofreciera un holocausto tu no lo querrías, tu lo que quieres es un corazón contrito y humillado. A un corazón quebrantado Señor tú nunca lo desprecias. Por tu inmensa compasión borra mi culpa, lava mi delito, limpia mi pecado, pues yo reconozco mi culpa, tengo siempre presente mi pecado. Rocíame con el hisopo y quedaré limpio, lávame y quedaré mas blanco que la nieve.”

    Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo. Como era en un principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

    Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios mi Salvador, porque ha mirado la humillación de su esclava. Desde ahora me felicitarán todas las generaciones porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí, su Nombre es Santo, su Misericordia llega a sus fieles de generación en generación. El hace proezas con su brazo, dispersa a los soberbios de corazón; derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes; a los hambrientos los colma de bienes, a los ricos los despide vacíos.

    Auxilia a Israel su siervo acordándose de su Misericordia, como lo había prometido a nuestros padres en favor de Abraham y su descendencia.

    Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo. Como era en un principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

  8. San Judas Tadeo, primo hermano de Jesús, quien al decirle: Señor, por qué te manifiestas a nosotros y no al mundo?
    Te interesaste por el resto de la humanidad afligida, tu que conociste el Corazón del Médico Divino, Nuestro Señor Jesucristo, quien siempre curó a los enfermos si tenian fé, que te preocupaste por la salud corporal y las curaciones difíciles te pido que intercedas ante el Señor para que su Misericordia se repita en mi, que me ayude en mi fé para recibir la curación de mi cuerpo (decir aqui la enfermedad). Y si me concedes la salud que necesito, me lleve a curar la enfermedad del alma: el pecado.
    Acepto, aunque no pueda comprender la voluntad de Dios AMEN

  9. ¿De dónde sales tu, traicionero virus o como te llames?

    ¿Quien osó darte mi cuerpo para hostigarlo?

    Permíteme decirte que te dejo en ceros;

    que soy un guerrero@ y que tengo

    la fuerza interior para derrotarte, no con mis fuerzas,

    sino con el espíritu que Dios me ha dado,

    y con la fuerza del amor de los demás;

    Son muchos mis amores,

    los que me aman y van a mi lado,

    calladamente con su mano en mi mano,

    con la fuerza de la fe que tengo,

    que Dios es y será el dueño de mi vida.

    Soy y seré guerrero@ para derribar obstáculos

    que no me dejen avanzar.

    Lucharé con el espíritu indomable que Dios me dio.

    Y seré ejemplo a los débiles, a los necios.

    Y dejaré huella de mis pasos

    para que otros caminen por ellos con fe.

    Miraran mis logros y los desearan;

    miraran mi fe y caminaran en ella. ¡Soy invencible!

    -No me acobarda la palabra cáncer.

    La atesoro porque fue mí despertar a LA VIDA-,

    a mi lucha diaria, a la confianza de que se puede.

    Y a la guerra interior de mis fantasmas y miedos;

    A mis adentros hurgando sacando fuerza y coraje

    De lo que había allí para salir a pelear con aceptación y coraje,

    no me dejare vencer por lástima. Y hoy por hoy,

    he ganado mi guerra interior.

    Pero sé que más allá de la vida, estoy yo;

    con corona de VENCEDO@R…

    Me amo demasiado para dejarme vencer.

    Podrán matar mi carne pero mi ESPIRITU JAMAS

    Tengo derecho a LA VIDA y la voy a VIVIR con dignidad.

    Un abrazo y mis oraciones a todos mis amados amigos,

    con cáncer… Sé que ya son VENCEDORES!!.

    De una lucha que sin pedirlo tienen que pelar todos los días.

    -Dios no nos ha dado espiritu de cobardia sino de poder, de dominio propio 2 Timoteo 1:7-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: