El año 2017 fue un reto.

Fue un reto a mi sensatez,a mi paciencia, a la bondad de mi corazón y a el conocimiento y práctica religiosa.
Este año comprobé una vez más, cuan complicado somos los seres humanos, ya que a veces fallamos sin querer, y como dice oshe melli,”perdiendo se gana”.
Con mi mejor sonrisa y más de una lágrima, he tratado de cumplir con la misión que hace buen tiempo acepté, he pasado nuevas experiencias que me dejaron enseñanzas, las que me hicieron mas fuerte y mas sabia. Mis hijos de piedra llegaron algunos para irse y a otros les tocó despegarse con mi bendición, deseando siempre que no olviden a su madrina que aquí siempre estará para ellos. En la práctica religiosa, sucede también como los árboles, hay grandes y viejos árboles que permanecen por siempre, pero hay otros que son de poco tiempo y no siempre dan buenos frutos.
Este año como en otros, han habido muchos logros y también grandes decepciones.
Mi ángel de la guarda me concedió dos anhelados deseos y estoy altamente agradecida, aparte que mi salud está en sus manos y en la de mi querida amiga inseparable Natividad de los Mares.
Agradezco mucho de igual forma a Lenin Pazmiño (el.oriate de.mi casa), a Enrique Panay, a Reinaldo Quezada, a Padrino Chiqui, a Yojalme Hernandez, a Liliana, a los administradores de las páginas que comparten conocimiento y hago un llamado a aquellos que se proclaman religiosos pero están mostrando a viejos y nuevos,una guerra y una fajazón que ya se pasó de color!, una cosa es responder para defenderse dentro del respeto y las buenas maneras y otra es lo que se lee.
Agradezco a cada uno de uds por seguirme a mi que nada sé y quisiera que juntos podamos dar una nueva cara a nuestra hermosa religión de más respeto y humildad.
Agradezco a mi pareja y a mis hijos como siempre y a mis ahijados (as),mucho el que me tengan la.paciencia y amor que siempre me bendice.
Para el año 2018, pido bendiciones para mi país Panamá y para la querida Cuba,bendiciones infinitas a mi madre, a mi pareja, a mis hijos y nietos y que los nuevos y viejos ahijados (as), tengan de mi lo que esperan y requieren según su necesidad, con amor y entrega religiosa, que mi madre Yemayá les cubra de todos los ireses,igual que a uds, a los que forman la lista de más de 4 mil en natividaddelosmares.wordpress.com, bendiciones!, bendiciones!, bendiciones!.
A los que no me quieren, a los que no me soportan, les digo que en mis oraciones también están! .
No olviden hacer ebbo al fin de año y al inicio del nuevo año, misas, baños, darle de comer a éggun y a la tierra, por ejemplo.
Bueno, me despido, bendiciones nos sean dadas siempre y que no nos falte la fé

Anuncios